viernes, 11 de noviembre de 2011

     Estoy organizándome. Es dificil organizarse cuando se es completamente dueño del tiempo. Del mismo modo que es dificil jugar un juego sin reglas. Mi hermana y S... han dejado el aire lleno de ideas y de energía... de trazos que puedo utilizar para dibujar el retrato de "lo que quiero hacer con mi vida". Hace una mañana preciosa, helada y preciosa, y voy a ir a salir a hacer una compras (un abrigo nuevo en la tienda de segunda mano, unas deportivas que me permitan surfear cómodamente en un longboard en las pistas de aterrizaje del aeropuerto -lo más hermoso de esta frase es que no es una metáfora-), luego pasaré a organizar mi vida y, a una escala más próxima, el extraño constructo que para vi vienen siendo últimamente "los fines de semana". En fin. No me tomen muy en serio, acabo de terminarme la última novela de Houellebecq y me ha dejado un sabor existecial y fatalista, contemporáneamente existencial y fatalista, es decir, como ausente de toda épica, de todo entusiasmo, de todo agradecimiento pequeño o peculiar.
     Se me pasará, volveré al planeta de lo cotidiano -y de su épica- en el transcurso de la tarde.

3 comentarios:

La Petite Poupée dijo...

Pues a organizarse todo lo mejor posible :)

Un beso!

Belnez dijo...

Moreno:

Sabes que lo conseguirás, ¿verdad? Sabes que te organizarás y encontrarás la manera de ser feliz. La felicidad está en ti como están las plantas en las semillas: con las condiciones necesarias, no tiene más remedio que florecer.

Y mientras tanto, tu vida está llena de mañanas heladas y preciosas y tú sigues siendo esa persona capaz de ir en long board por pistas de aterrizaje vacías en países extraños.

Cuídate mil y no te me pongas muy Houellebecquiano, ¿eh?. Me acuerdo de ti. Te quiero. Besotes.

Spaski dijo...

La puta rutina, siempre intentando librarnos de ella, pero imposible vivir si no es con ella.

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...