jueves, 14 de abril de 2011

La peca


            Sentados en la cocina, fumábamos un pito de liar -lo cual nos hacía pasarnos a cada poco el mechero, hasta que por fin propuse poner una vela, con lo que ahora había una vela junto a la que fumábamos un pito de liar-  y bebíamos un vino de un día anterior. Ella nos explicaba que las pecas no son lunares, que ni siquiera son manchas exactamente, sino pequeñísimas regiones de piel con capacidad para ponerse morena, que por eso se ven más en verano.  Visto a su manera, las pecas eran ventanitas abiertas a una piel morena que se extiende bajo una piel clara.  
             ¿Puedo? - Le interrumpí alzando el dedo frente a su mejilla.
             Bueno – me contestó extrañada- tampoco es para…
 Entre resignada y divertida, procurando no moverse demasiado cuando se llevaba el pitillo a la boca, ora mirando a los demás, ora tratando de seguir, el por el rabillo del ojo, el trayecto de de mi dedo por su cara, ella siguió con la pequeña explicación de su dermatología…   mientras yo me imaginaba la luz entrando en su interior e iluminando a mi amiga por dentro, como los cálidos rayos de sol que entran en la habitación a través de la persiana bajada.


18 comentarios:

Frankie. dijo...

Joder, ojalá todos los chicos mirasen asía una con pecas y pensarán eso.

ariamsita dijo...

Así que no soy pálida...tengo todo mi moreno concentrado en las pecas. Vaya,vaya (:

Céfiro dijo...

Estupenda imagen

MA dijo...

Suave y resignado. Gracias por tu visita y por tus comentarios.

coco dijo...

Una radiografia solar. Cómo mola.

La paciente nº 24 dijo...

Esos rayos que nos arañan la piel y erizan las sábanas.

Vir dijo...

Precioso relato, me gusta cómo conviertes una cosa sencilla en una historia con sentimiento. ¡Te leo, Señor Artesano!

Vloj dijo...

Hola soy nuevo en tu extenso blog... extenso temporalmente... sigo varios blogs, y ninguno tan antiguo... te felicito por ello, además veo alma de escritor!
saludos Vloj.

Sophia dijo...

Entonces yo soy un ente de luz...

Néctar de lluvia dijo...

Si las pecas y lunares tienen tanta sensualidad, será cuestión de observarlas de otro modo entonces.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Hay pecas que matan...

Saludos y un abrazo.

Erato dijo...

Cuando se es capaz de transformar en magia un momento tan simple como ese, se es capaz de todo.Qué chulo!!!Besos

Pecas dijo...

Vaya casualidad, entrar por primera vez y encontrarme con este texto!

La visión de ELLA de las pecas, se parece mucho a la mía.
Las pecas dan personalidad, habrá a quien no le guste, a mí me encantan (aunque no pensara lo mismo de pequeña cuando quería que desaparecieran de mi cara xD)

Jonás dijo...

Oh, que bonito!!!

No he podido frenar la emocion y estoy llorando, aun mas te diria que tiemblo, de emocion tiemblo, lo siento no puedo seguir escribiend...

MO dijo...

Eso va a ser el vino.
O que el pito no era sólo de liar.


MO.

P.D.: ¿Moderación de comentarios? ¿a qué tienes miedo tú, rey?

Golfo dijo...

...pues a lo que todo el mundo: a que me pillen.

;)

MO dijo...

Entonces, ¿no te llamas Golfo en realidad?

María dijo...

Ventanas abiertas? De repente me he llenado de luz :)

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...