miércoles, 15 de junio de 2011

El principio de la escapada

        Le encantaban esas citas con las que comienzan algunos libros, deslizadas entre el título y la historia que cuentan, para unir por un momento al lector y al autor en una admiración común, o al menos una curiosidad común, por un tercero.
       Dándose cuenta de que las páginas del próximo libro estaban todavía en blanco, se conformó con saborear la cita recién encontrada mientras leía en el patio.

Estar vivo equivalía a recordar ríos fangosos poblados de peces veloces, 
el brillo del sol en el cabello de una mujer.

Truman Capote

3 comentarios:

La Petite Poupée dijo...

Un buen aperitivo para un buen libro :)

Disfruta la lectura, un besazo.


PD: Espero tu respuesta. Lo sabes.

el_spaski@gmail.com dijo...

eso es de capote? no me pega, pero es posible! saludosss

F. dijo...

Ay...

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...